6 de junio de 2016

Jim Valvano (1946 - 1993)

Cómo hacer realidad los sueños

 
Jim Valvano y Dereck Whittenburg tras ganar la Final de la NCAA de 1983


         La victoria de North Carolina State en el torneo de la NCAA de 1983 sigue siendo, más de 30 años después, la más célebre de entre todas las victorias en el mejor torneo del mundo. Jim Valvano consiguió materializar la historia de "La Cenicienta" al dirigir ronda tras ronda hasta el triunfo a un equipo al que nadie daba como favorito. Los Cardiac Kids creyeron en él remontada tras remontada y dieron una sorpresa tras otra hasta ganar primero la ACC y luego el título nacional. En el siguiente documental se cuenta la historia de ese campeonato y se plasma el carácter del hombre que lo hizo posible.



           Entre sus principales cualidades como entrenador destacaban las de ser un gran comunicador y un gran motivador. En la conferencia que reproduce el siguiente vídeo da una muestra de sus dotes en ambas facetas ante un grupo de ejecutivos. Lo hace de una forma tan magistral ,y consigue enganchar de tal manera a su auditorio, que en algunos pasajes da la impresión de ser un monólogo humorístico y en otros el discurso del líder de una secta. Pero no por eso deja de tener una línea argumental sólida y profundo mensaje. Comparte con ellos su filosofía y relata el largo camino que le condujo hasta el éxito, además de describir las líneas maestras de su forma de actuar a la hora de dirigir su carrera y sus equipos.






          Pero una de sus victorias más grandes fue conseguida a raíz de la enfermedad que le causó la muerte en 1993. En su lucha contra el cáncer creó la fundación Jimmy V Foundation for Cancer Research en la que invirtió la energía de que dispuso hasta el final. Su último discurso público, durante la ceremonia de entrega de los premios ESPY, ha trascendido más allá del mundo del deporte y se ha convertido en un clásico donde realiza un maravilloso alegato vitalista que proclama la importacia de luchar hasta el final por los sueños y por la vida misma, y que invita a disfrutar de cada día como si no hubiera un mañana.