15 de enero de 2016

El bote de velocidad

Lo más rápido después del pase


           El bote de velocidad se utiliza para avanzar con el balón controlado con la mayor rapidez posible. Quien conduce debe conocer la situación del juego en su conjunto mientras bota, viendo lo que hay por delante y sabiendo lo que viene por detrás. La coordinación del dribbling con la carrera no debe condicionar la velocidad del desplazamiento ni perjudicar el control del balón (entendiendo por control la capacidad para hacer con el balón lo que más convenga)


         Cuando el avance es a campo abierto, sin rivales que obstaculicen la progresión, la forma más efectiva de realizar el bote de velocidad es:

              1.- Adelantando el balón para que el ritmo del bote no obligue a modificar la técnica y la longitud y de la zancada.

            2.- Llevando el balón de un lado a otro, para favorecer el gesto natural de los brazos que se pueden mover alternativamente adelante y atrás equilibrando el tronco.


        En cambio, si el dribbling está condicionado por la proximidad de los contrarios o por la trayectoria de los compañeros, hay que tener el suficiente dominio del balón y del propio desplazamiento, para reducir la velocidad lo mínimo posible, para proteger la posesión en el avance (interponiendo siempre el cuerpo entre el balón y los rivales, es decir, botando con la mano más alejada del lugar en que se encuentran) y  para mantener la capacidad de ejecutar la acción que requiera cada situación de juego.

             a)- Cambiar el balón de mano.
             b)- Cambiar la dirección de la carrera.
             c)- Detener la carrera.
             d)- Pasar el balón.
             e)- Lanzar a canasta.
             g)- ...