19 de diciembre de 2015

Coach Your Team

Lo que importa de verdad


John Calipari (Foto: Chris Reynolds)
           Como al responsable de un grupo de trabajo de cualquier clase o al director de cualquier tipo de proyecto, al entrenador le ocupan siempre infinidad de asuntos que, si bien están relacionados en gran medida con su trabajo, no hacen sino distraerle de la tarea esencial que tiene encomendada: entrenar a su equipo. 

        Muchas veces las distracciones vienen de lo cotidiano donde, con demasiada frecuencia, lo urgente se impone a lo importante haciendo que en el día a día se pierda la perspectiva y quede en un segundo plano la que es su misión principal y que solo se puede desarrollar en tiempo presente ayudar en cada entrenamiento a mejorar y a hacer más competitivos tanto al equipo como a cada uno de los jugadores.

          En otras ocasiones es en el futuro, el lugar del que provienen los objetivos equivocados y los deseos imposibles, donde se generan las distracciones. Desde luego que conviene planificar todo el trabajo pensando más allá del presente y que se debe tener una visión de cual se pretende que sea la situación del equipo en el corto, el medio y el largo plazo. Pero todo lo que sea hacer castillos en el aire no hace más que desviarnos del camino.

         El pasado puede ser una fuente de experiencia de la que manan sin cesar soluciones e ideas, o un torrente de nostalgia que lo inunda todo de frustración y desenfoca la atención que debería estar en preparar el siguiente entrenamiento o el siguiente partido.

        John Calipari nos explica en este vídeo porque ni el presente, ni el futuro, ni el exitoso pasado que luce en su despacho, le desviarán ni un milímetro de la senda del éxito. Tiene clarísimo que es lo prioritario en su trabajo y será difícil que nada, por muy urgente que parezca, distraiga su atención de lo más importante.